Elementos fundamentales de la lucha contra el fuego, los extintores se utilizan para extinguir un conato de incendio evitando que éste se extienda generando males mayores. 

  • Polvo ABC. Su versatilidad les hace útiles contra fuegos causados por materiales sólidos (Clase A), por líquidos o sólidos licuables (Clase B) y por gases (Clase C). Disponibles desde 1 kg con soporte para vehículos hasta de 30 kg sobre ruedas.
  • Hídricos. Pulverizan una solución acuosa (agua + A-FFF al 3%) sofocando el fuego por enfriamiento. La pulverización consigue una evaporación más rápida  y como consecuencia una mayor absorción del calor.
  • CO2. Para fuegos de origen eléctrico o con presencia de tensión eléctrica superior a 25 kV. Actúa absorbiendo el calor y desplazando el oxígeno. No genera residuos, perfectos para proteger ordenadores, cuadros eléctricos... adecuado para fuegos de Clase B y C.
  • Marina. De polco ABC, Hídricos o CO2. Fabricados con las últimas tecnologías(proceso especial de protección anticorrosión) y con materiales de máxima fiabilidad. Perfectamente adaptado para soportar las mayores exigencias.
  • Metales y otros. El polvo D está indicado para la extinción de incendios de Clase D: metales como litio, sodio, potasio o hidruro sódico, potasio etilo, aluminio trietilo y otros organometálicos.

También disponemos de soportes, fundas y armarios para extintores.


Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted