Las bocas de incendio equipadas permiten disponer de un abastecimiento inmediato y continuo de agua, siendo así un medio muy eficaz para la lucha contra incendios.

Las mangueras pueden ser de 25 mm y 45 mm de diámetro, permitiendo unos caudales de 1,6 y 3,3 l/s, respectivamente.


Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted